Alimentos prohibidos para embarazadas

Durante la gestación la mujer debe cuidar especialmente la alimentación aportando a su cuerpo suficiente hidratación, nutrientes y minerales esenciales y evitando el consumo de calorías vacías. De allí que exista una serie de alimentos que no puede comer una mujer embarazada, pues podrían poner en riesgo al bebé o la mamá, o incluso, incrementar los desagradables síntomas que se dan durante algunas etapas.

Hacer algunos cambios y ajustes en nuestra rutina y estilo de vida será necesario, pues ahora nuestro cuerpo tiene necesidades distintas que deberemos cuidar y tomar en cuenta para que todo marche de forma correcta. Las complicaciones por alimentos prohibidos en el embarazo pueden ser, entre otras, listeria y salmonelosis, que durante la gestación son más graves. Pensando en ello , hemos creado un post para ti y que puedas saber que no se puede comer en el embarazo.

Lácteos y bebidas sin pasteurizar

Los quesos blandos y suaves como el queso feta, el brie o el camembert forman parte de los alimentos que no puede comer una embarazada. Al ser menos ácidos y contener más humedad que los duros, permiten que se desarrollen más rápidamente bacterias como la listeria.

La misma regla aplica para los zumos y la leche. El zumo recién exprimido o cualquier tipo de zumo no pasteurizado puede contener bacterias dañinas como: E.coli, listeria, salmonela, y no debe consumirse durante el embarazo.

que-no-puede-comer-una-embarazada

Pescados y mariscos que no puede comer una embarazada

El pescado con alto contenido de mercurio, como el pez espada, la caballa, el atún y el bacalao, son de los que no puede comer una embarazada. Igualmente, deben evitarse el sushi, el sashimi, el ceviche y las ostras, vieiras o almejas crudas, ya que pueden contener bacterias o parásitos, además de provocar listeria o anisakis, un parásito con forma de gusano que vive en el tubo digestivo de peces, cefalópodos y mamíferos marinos. Respecto a los ahumados, también deben ser excluidos de la dieta de una embarazada.

Las altas cantidades de mercurio, impiden el adecuado desarrollo neurológico del feto. Hay muchas alternativas al sushi y otros pescados crudos, que puedes comer durante el embarazo, como el sushi vegetariano o el sushi hecho con pescado y marisco cocinados, como la tempura de gambas.

Huevos

Tal vez comer huevos crudos nunca pasó por tu mente, pero algunos alimentos los tienen y pueden ser una fuente de salmonela. Los alimentos que contienen huevo crudo incluyen la mayonesa, las ensaladas César, el ponche de huevo, crema holandesa y ciertos preparados como los usados en la masa de galletas. Durante el embarazo, solo se deben comer huevos completamente cocinados.

Alcohol y cafeína

que-no-puede-comer-una-embarazada

Aunque la cafeína puede traspasar la placenta, los efectos en el bebé no están claros. Para estar seguros, el proveedor de atención médica podría recomendarte limitar la cantidad de cafeína que tomas durante el embarazo a menos de 200 miligramos (mg) al día o evitar su consumo. Esto equivale a más de una taza grande o dos pequeñas al día, aunque un estudio reciente indica que incluso en cantidades que se consideran seguras, la cafeína podría afectar al peso del bebé al nacer.

En el caso del alcohol, está entre las bebidas o alimentos prohibidos durante el embarazo. La recomendación es evitar su consumo durante todo el embarazo, pero con mayor énfasis en el primer trimestre (16 semanas), porque puede causar: aborto, parto prematuro, retraso mental y bajo peso al nacer. Beber alcohol también puede provocar el síndrome alcohólico fetal, que puede causar deformidades faciales y discapacidad intelectual.

Carnes crudas o poco cocidas

Durante el embarazo, tienes un mayor riesgo de intoxicación alimentaria bacteriana. Tu reacción podría ser más grave que si no estuvieras embarazada. Algunos de los daños que puede producir son: parto prematuro, bajo peso al nacer, fiebre, ictericia, anormalidades en la retina, retraso en el desarrollo mental, convulsiones, tamaño anormal de la cabeza y calcificaciones en el cerebro.

Una embarazada no puede comer carnes crudas y que no estén bien hechas, incluyendo carne de vaca cruda, carne de pollo cruda, carne de cerdo cruda o de carne de cualquier otro animal que no esté bien cocinada o directamente se consuma crudo.

carne-poco-hecha-embarazo

Té de hierbas o productos herbarios que no debes tomar embarazada

El consumo de algunas infusiones de hierbas podrían no ser seguras y producir efectos secundarios peligrosos. En general, se recomienda evitar las hierbas medicinales y suplementos durante el embarazo, a excepción de jengibre que puede utilizarse en el manejo de las náuseas y los vómitos típicos de esta etapa, y sobre el cual hay evidencia de que es seguro y útil.

Por lo tanto, evita beber té de hierbas a menos que tu médico te lo autorice, incluso los tipos de té de hierbas comercializados específicamente para el embarazo a las mujeres embarazadas.

Frutas y vegetales sin lavar

no-puede-comer-embarazada

Al comprar frutas y verduras asegúrate de lavarlas para retirar pesticidas y bacterias dañinas. Las verduras sin lavar que no puede comer una embarazada tienen el potencial de transmitir toxoplasmosis, un parásito que contamina el suelo. También debes evitar por completo cualquier fruta y/o verdura mohosa.

Evitar su contacto con carnes crudas y limpia bien los utensilios de cocina después de usarlos.

Evitar brotes crudos, ya que han dado lugar a algunos incidentes de brotes de salmonela. Helados de máquina y una gran cantidad de alimentos embutidos pueden contener Listeria por lo que es importante evitarlos y si es posible, reducir al mínimo el contacto con estas bacterias. Otro alimento que no se puede comer embarazo y la lactancia, es el maní ya que puede aumentar la posibilidad de desarrollar alergias. Los cacahuetes tienen un tipo de moho llamado aflatoxina que podría ser potencialmente peligroso para tu bebé.

Dulces, carbohidratos y comida rápida, evita comerlos si estás embarazada

Los dulces, la comida rápida y los alimentos con alto contenido en grasa, generalmente, forman parte de la lista de los antojos de las futuras mamás. Sin embargo, algunos consideran que deben estar en la lista de alimentos que no puede comer una embarazada para prevenir y mantener la salud. Entendiendo que esto puede ser difícil lo mejor será hacerlas en casa para que que tengan un menor impacto en tu dieta de embarazada. Puedes freír la comida usando muy poco (o nada) de aceite con Airfryer, una alternativa saludable que permite disfrutar de unos fritos deliciosos con hasta un 90% menos de grasa.

Recuerda siempre que la dieta para embarazadas ha de ser equilibrada y saludable para la seguridad tanto de la madre como del bebé. Otra cosa que debes tener en mente es que si vas a comer fuera, es asegurarse de que la comida que te sirven esté caliente, no tibia ni fría.

Deja un comentario