Preparación al parto. Qué hacer y cómo afrontarlo

Cada vez está más cerca el momento más esperado por ti y tu pareja, se acerca el día del parto! Antes de que este día clave llegue debes estar preparada. La preparación al parto es fundamental para los futuros padres.

En normal sentir desasosiego o incluso miedo ante el momento del parto, sobretodo si eres madre primeriza. La incertidumbre de como será todo es el factor que hace que todos tus pensamientos se disparen.
Durante todo el embarazo suelen surgir miles de dudas de como será el proceso, también de como será la mejor manera de afrontar esta nueva vivencia. Por este motivo, hoy nos centramos en hablar sobre la preparación al parto, que debéis saber, como hacer frente a ese momento, que tienes que meter en la maleta para el hospital, cursos que puedes realizar, etc. Arrancamos, no te pierdas nada!

Pruebas médicas antes del parto

preparación-al-parto

El embarazo tiene una duración de aproximadamente 40 semanas, y aunque parezca una larga espera…el tiempo vuela! Recuerda que durante esta dulce espera lo ideal es que utilices parte del tiempo para prepararte para la llegada del nuevo miembro de la familia.

Uno de los puntos principales es seguir un control constante del embarazo con tu médico. A lo largo de la gestación te realizarás muchas pruebas que aseguren que el crecimiento y evolución del bebé sea la correcta. En las últimas semanas de embarazo te realizarán las siguientes pruebas:

  • Control General: Como casi en cada visita, tu médico realizará una tabla control sobre la tensión y el peso. Además puede realizarte una exploración ginecológica básica para comprobar que todo está correcto.
  • Analíticas: Si, en plural, ya que no sólo te realizará una analítica de sangre, sino también de orina. Estas analíticas sirven para contrastar que todo marcha correctamente, y no existen infecciones o valores elevados o demasiado bajos que creen alarma en tu estado de salud. Es posible que en el momento del ingreso o los días previos te realicen de nuevo un exámen de sangre, que sirve para valorar el tema de la anestesia epidural.
  • Cultivo: Alrededor de la semana 37 se realiza un cultivo (vaginal y rectal) para detectar posibles anomalías, como la presencia de la bacteria del estreptococo.
  • Consulta con el anestesista: En este último tramo del embarazo también tendrás una consulta con el anestesista que te asistirá en el parto. En ella se evalúa e informa a la madre sobre la anestesia y como será todo el procedimiento.
  • Monitorización: Llegando a la semana 38 llega el momento monitores. Estos ayudan a registrar valores del bebé y la madre. Miden las contracciones de la madre (duración y nivel) y la frecuencia cardiaca del bebé entre otros muchos factores.
  • Última ecografía: Entre las semanas 32 y 36 se realizará la última ecografía de tu embarazo. En ella controlan el estado general del bebé, el líquido amniótico y la placenta. Además pueden ver si el bebé está ya colocado o no.
  • Otras pruebas: Cada mujer es un mundo, por lo que si tu médico lo ve necesario podrá solicitar que se te realicen otro tipo de pruebas con el fin de comprobar que todo va correctamente.

Que hacer antes del parto

preparación-al-parto

Sin lugar a dudas, todos los padres desean estar lo mejor preparados para afrontar el momento del parto y el posterior cuidado del bebé. Es importante destacar que la preparación no debe ser solo a nivel físico, sino también mental. La preparación al parto no son sólo las clases prácticas que todo el mundo conoce. El término también engloba las consultas informativas, donde se aclaran dudas y muestran a los padres como deben actuar frente al momento del parto, cómo controlar las emociones con la ayuda de respiración, como será la lactancia etc.
En nuestro país la preparación al parto suele realizarse a través del servicio público de salud, pero también de manera privada. Muchas parejas incluso complementan ambas, o escogen cursos más específicos y amplios para estar totalmente preparados ante la llegada del bebé.

Podemos dividir los cursos de preparación al parto en dos tipos: Teóricos y prácticos.

Cursos Teóricos

Son en su mayoría clases informativas, donde se explicarán multitud de temas, desde resolución de dudas hasta métodos que podemos aplicar etc.

Consultas generales

En estas se tratarán temas relativos al parto y posterior cuidado del bebé. Se explica detenidamente cada momento del tramo final de nuestro embarazo, cada fase del parto y como actuar los primeros días junto a nuestro bebé. Se tocan temas como la higiene y la lactancia.

Apoyo del entorno

Sin duda, el apoyo que recibe la madre es fundamental durante toda su gestación, y aún más cuando se acerca el momento del parto. Los futuros padres necesitan ser escuchados.

Uno de los técnicas más conocidas es el llamada Método Lamaze, este método se centra en la madre, y ayuda a incrementar su seguridad y confianza usando palabras de apoyo, estímulos visuales o táctiles e incluso masajes. La persona más importante en este método es la pareja de la futura mamá.

preparación-al-parto

Cuídate!

Es importantísimo llegar preparados al momento del parto. Para ello es necesario cuidarse, ya que debemos estar al 100% cuando sea el momento de conocer al bebé. Aquí entra en juego otro de los métodos más conocidos, el método Bradley. Este método se basa en cuidar de manera minuciosa (que no excesiva) todo lo referente a alimentación, estados emocional y físico. Habla también sobre el control de medicamentos durante el embarazo.

Plan de parto

Este punto puede dejarse por escrito o si lo prefieres puedes tratarlo directamente con el médico que te asistirá durante el parto. En él se especifica como prefieres que se lleve a cabo tu proceso de parto. Se trataran puntos como el trabajo de parto, la anestesia, el uso de medicación,quien acompañará a la madre en el paritorio, en que postura o método prefiere dar a luz, si la llamada «bolsa» debe ser rota de manera natural o forzada, si se desea realizar el piel con piel, si el padre quiere cortar el cordón, o incluso que medidas tomas durante el alumbramiento (como proceder ante la situación, posible episotomía) y un largo etcétera.

Comparte tu experiencia

Por último nos encontramos con sesiones en grupo, donde las embarazadas, algunas serán madres primerizas y otras no, hablan sobre sus experiencias y comparten todo lo referente a dudas y miedos de su estado. Una especie de grupo de apoyo.

Cursos Prácticos

Los cursos prácticos de preparación al parto son básicamente clases de gimnasia adaptadas a embarazadas. Esta gimnasia prenatal se centrará en ejercicios de respiración, relajación y posturales.

Clases Preparto

Se aconseja empezar en el tercer trimestre, pero muchas mujeres las comienzan a finales del segundo. Estas clases las suelen impartir fisioterapeutas y matronas. En ellas se realizarán ejercicios físicos que ayudarán a la madre a mejorar su postura corporal, evitando dolores y molestias. También se realizan ejercicios de respiración, donde enseñan a la madre a controlar las contracciones y momentos de estrés que pueden producirse durante el embarazo y el parto. Se utilizan también masajes y elementos como la Fitball, que ayudan a mejorar el estado del suelo pélvico, la postura y las molestias. Las mamás suelen ir acompañadas de sus parejas, que intervienen en muchos de los ejercicios.

preparación-al-parto

Yoga Prenatal

Otro de los ejercicios más recomendados, ayuda a la preparación del parto, favorece la elasticidad y la relajación a través de ejercicios de movimiento, visualización y respiración.

Danza del vientre

Adecuada a embarazadas, mejora la postura mediante movimientos suaves y fluidos. El movimiento de la zona de la cadera fortalece la zona pélvica, la zona abdominal y llega a aumentar el diámetro pélvico, lo que favorecerá la salida del bebé a través del canal del parto.

Aquagym

Una de las prácticas con más adeptas. Los movimientos en el agua se tornan mucho más ágiles, además mejora la circulación, la salud cardiovascular y la respiración. Favorece la secreción de endorfinas (la hormona que producen estado de bienestar) y puede realizarse en cualquier momento del embarazo.

Prepara la maleta: ¿Que llevar al hospital?

Llegado el momento…debes preparar la maleta! Este será uno de los viajes más inolvidables de tu vida.

Ten en cuenta que en esta maleta deberás llevar todo lo necesario para tu ingreso en el hospital el día del parto, aunque ya se sabe que es mejor prevenir que curar, por lo que ten en cuenta también la posibilidad de quedarte ingresada unos días. Por este motivo y por si se presenta una emergencia es bueno que tengas la maleta lista con anterioridad para que no vayas a olvidar nada.

preparación-al-parto

Por lo general, en el hospital suelen ponerle al bebé su primera puesta, aunque si la ropa la llevan los padres pueden comunicarselo a las enfermeras o personal médico encargado del tema.

Te dejamos un listado para tu maleta o bolso de hospital. Recuerda que deben ser cosas necesarias para ti y tu bebé.

  • Ropa: Incluye un camisón o dos, incluye una bata y además la ropa de salida del hospital.
  • Ropa interior: No olvides un sujetador de lactancia, te será de gran ayuda. Las braguitas de usar y tirar son una gran opción.
  • Bolsa de Aseo: No olvides tu neceser con todo lo necesario (Cremas, colirios, etc)
  • Zapatillas: Zapatillas de casa y otras para salir del hospital.
  • Ropa para el bebé: Igualmente la primera puesta y ropa de salida. Incluye un gorrito y una muselina o similar si está previsto que nazca en temporada con bajas temperaturas.
  • Objetos: En el hospital suelen proporcionarte todo lo necesario, pero puedes llevar algún objeto que quieras que esté junto al bebé desde el primer día. Aunque bien es cierto que no es necesario.
  • Documentación: Este punto es muy importante, guarda tu documento de salud o tarjeta sanitaria, tarjeta de la seguridad social, DNI/NIE y si lo tienes, el plan de parto.
  • Sillita: Para volver del hospital a casa, ya sea andando o en coche, ten a punto la sillita del bebé.

Ante todo, no te preocupes, aunque parezca un mundo la preparación al parto se realiza a lo largo del embarazo y no tienes porque hacerlo todo a la vez. Su principal función es ayudarte a que la experiencia de ser mamá sea lo más agradable posible.

Deja un comentario